Torre Baró estrena con éxito el primer bus bajo demanda de Barcelona

El nuevo servicio, que se denomina El Meu Bus y han puesto en marcha el Ayuntamiento de Barcelona y Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), comenzó el 21 de enero. Ahora cualquier persona puede desplazarse de un punto a otro del barrio y acceder al resto de la red de transporte público con los abonos y las tarjetas habituales de tarifa integrada. Solo es necesario que el usuario se registre en el servicio y que lo solicite mediante una aplicación o la línea de teléfono gratuita, y tendrá el vehículo (un minibús de TMB adaptado para personas con movilidad reducida) en la parada a la hora que lo pidan.

El recorrido del bus a demanda se basa en un sistema inteligente que encaja las solicitudes de desplazamiento recibidas con antelación. El trayecto se puede solicitar en cualquier momento, si bien se recomienda que la petición se efectúe con bastante antelación a la hora de recogida para garantizar el buen funcionamiento del servicio. Hay 28 paradas fijas para escoger la hora (dentro del horario establecido, de 7.00 a 20.30 horas los días laborables; de 8.00 a 20.30 horas los sábados, y de 9.00 a 20.30 horas los días festivos) y los puntos de recogida y de parada, para un solo día o bien de manera periódica. La misma aplicación, que también se llama El Meu Bus y se puede descargar gratis en las tiendas virtuales de Apple y Android, sirve para modificar una petición o cancelarla.

Balance de la primera semana de servicio

En los primeros ocho días de servicio, del 21 al 28 de enero, el bus ha transportado a 515 personas en 376 servicios. Ha habido una media de 72 pasajeros en los días laborables, mientras que el sábado se atendió a 38 usuarios, y el domingo, a 45.

En total, se han registrado en el servicio 205 usuarios, y el bus bajo demanda ha recorrido 819,5 kilómetros. La mayoría de los desplazamientos se han realizado entre la parte alta y la parte baja de Torre Baró. Las paradas más solicitadas son la de Castellví-Lliçà (15 %) y Prats de Rei-Castell d’Argençola (9 %), las dos en la parte alta. Además, la mayoría de viajes han servido al pasajero para desplazarse a equipamientos y servicios del barrio, como escuelas o el centro de atención primaria, y para efectuar transbordos a otros transportes públicos que conectan el barrio con el resto de la ciudad y el área metropolitana.

Mejora de la conectividad de Torre Baró

El objetivo del nuevo bus a demanda es asegurar la conexión con transporte público de la parte alta de Torre Baró (sector 3) con la parte baja, donde está toda la oferta de servicios del barrio y los transportes masivos, y con Ciutat Meridiana. Por lo tanto, se complementa la oferta de transporte público sin sustituir ninguna línea actual y se mejora el acceso de muchos vecinos a los servicios de salud, educativos y otros equipamientos y la conectividad con el resto de transporte público: el metro, Cercanías y los autobuses urbanos, incluida la nueva red de bus.

Torre Baró y el conjunto de la Zona Norte es un territorio donde, por las características orográficas y urbanísticas, ha habido dificultades de acceso para el transporte público. Eso ha hecho que el Gobierno municipal haya decidido empezar en este barrio, en forma de prueba piloto, este pionero servicio de bus y así contribuir a resolver déficits históricos precisamente en territorios donde tener un buen transporte público es clave para consolidar el barrio y acercar los servicios públicos a la ciudadanía.

Está previsto que la prueba piloto dure dos años. Una vez terminado este periodo, se analizarán los resultados para estudiar la implantación definitiva del servicio y su ampliación a otros puntos de la ciudad con dificultades de acceso al transporte público. El proyecto se pone en marcha en el marco del Plan de barrios, con la implicación del Distrito, la Concejalía de Mobilidad y TMB. Como inversión inicial se han destinado 380.000 euros para la preparación de la infraestructura y la tecnología, mientras que el coste anual requerido (gastos de operación menos ingresos) sube a unos 500.000 euros, que asume el Ayuntamiento a través del Plan de barrios.

Comentarios de Facebook

Publica un comentario