Cumplir los niveles de contaminación de la OMS evitaría al menos 250 muertos cada año en la ciudad

Los datos reales captados entre los años 1996 y 2016 mediante el estudio de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) confirman una correlación evidente entre las puntas de máxima contaminación y el aumento de las complicaciones sanitarias, a corto y largo plazo. El informe concluye que se evitarían, como mínimo, 250 muertos y casi 1.500 ingresos hospitalarios cada año en la ciudad si se cumplieran los límites de contaminación recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Texto. www.barcelona.cat

Foto:republica.com